Prensa Regional Huaraz
Combate al COVID-19 comenzó mal en marzo de 2019 con la gestión que más yerros cometió casi a nivel mundial; luego el nuevo gobierno... 200,003 muertes por coronavirus en Perú:  Martín Vizcarra y Francisco Sagasti los responsables
Síguienos en Facebook »

Combate al COVID-19 comenzó mal en marzo de 2019 con la gestión que más yerros cometió casi a nivel mundial; luego el nuevo gobierno encontró una segunda ola que lo rebasó, aunque se esmeró en la adquisición de vacunas

Equilibrio desastroso. El último viernes 22 de octubre, el Perú rompió el umbral de las 200 mil muertes a causa del COVID-19 desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020.

Exactamente, las cifras oficiales arrojaron 200,003 fallecidos tras un año y 7 meses de pandemia.
Las aterradoras de decesos muestran las malas decisiones que se establecieron en cada gestión gubernamental.

De acuerdo al portal de Datos Abiertos del Ministerio de Salud (Minsa), entre marzo e inicios de noviembre, bajo la presidencia de Martín Vizcarra, el país registró la muerte de 87,834 personas a nivel nacional.

En este periodo se estableció un estricto aislamiento social -además de la declaración del cierre de fronteras- que generó un fuerte golpe a la economía del país pero no sirvió de mucho.

La llegada de la primera ola puso en evidencia además el estado crítico y de abandono en el que se encontró el sistema de salud, que se vio rebasado por la alta demanda de atención y tratamiento médico.

Asimismo, en esta etapa, si bien se impulsó el incremento de camas hospitalarias y UCI, también se cuestionó el uso de las pruebas serológicas para el diagnóstico de la enfermedad frente a las moleculares, el desabastecimiento de oxígeno medicinal, las colas en los bancos para el cobro de bonos y la salida por géneros según los días de la semana.

No obstante, las cifras oficiales del Minsa revelan que la mortalidad se agravó durante la segunda ola en el país cuando Francisco Sagasti ya se encontró en Palacio de Gobierno con un aproximado de 107,785 decesos.

Su gestión es registrada por la firma de acuerdos para la adquisición de vacunas contra el COVID-19, pues durante el periodo de Vizcarra solo se compromete a realizar inicialmente con los laboratorios.

Sin embargo, expertos en salud cuestionaron en su momento que se diera paso -a través de fases- a la reactivación económica sin una estrategia sanitaria frente al avance de la segunda ola de la pandemia.

El régimen de Sagasti también se vio afectado tras el destape de la vacunación irregular de altos funcionarios, como el expresidente Martín Vizcarra, la entonces canciller Elizabeth Astete y la entonces titular de Salud, Pilar Mazzetti.

Aún más, Sagasti mantuvo a Mazzetti en el cargo, pese a que venía de la cuestionada gestión de Vizcarra.

En los últimos meses, el país registró un descenso importante en la tendencia de la mortalidad del virus, en gran medida, por la distribución masiva de vacunas. No obstante, no se ha descartado la activación de una tercera ola.

RESPONSABLES
Al respecto, el exministro de Salud Luis Solari manifestó que el Congreso debe investigar “de paje a rey” las responsabilidades de las altas autoridades y funcionarios que tuvieron a su cargo el manejo de la pandemia.

“De paje a rey, las decisiones son corporativas. Por supuesto cada ministro es responsable de su sector, pero ¿quién se lo confía? Los presidentes. ¿Quién firma las resoluciones supremas vinculadas a compras? Las firma el presidente y los decretos supremos están aprobados por todo el Gabinete, entonces, son corresponsables “, dijo en diálogo con este diario.
El experto consideró que ninguna de las exautoridades del Minsa lograron aplicar la forma adecuada políticas para el control de la transmisión comunitaria del virus.

“El Congreso debiera avanzar en esa investigación simplemente porque es de justicia. Son 200 mil muertos, estamos hablando de 200 mil familias “, sostuvo.

Precisó que el Parlamento podría derivar su informe al Ministerio Público, al señalar que una pesquisa amplia permitiría determinar responsabilidades administrativas, civiles y penales.

Por su parte, el titular de la Comisión de Fiscalización, Alejandro Aguinaga, lamentó que desde que llegó la pandemia al Perú -en marzo de 2020- las autoridades no han tomado las medidas adecuadas para evitar la propagación de esta enfermedad.

En ese sentido, Aguinaga recordó que, durante el gobierno de Martín Vizcarra no se actuó a tiempo “para comprar pruebas moleculares y no las rápidas” a fin de garantizar un mejor diagnóstico.

“También hubo compras masivas en laboratorios de dudosa reputación y una pobre respuesta en el sistema de hospitalización. Por eso, vimos a mucha gente rogando por camas UCI para que atiendan a sus familiares “, dijo Aguinaga.

En ese contexto, recordó que el pleno del Congreso otorgó facultades a la Comisión de Fiscalización, que él preside, para investigar todos los hechos relacionados al manejo de la pandemia del COVID-19.

“Vamos a llamar a todas las personas que tuvieron que ver con el manejo de la pandemia. No podemos precisar los cargos aún porque queremos que todo siga un debido proceso “, dijo Aguinaga, tras señalar que el plazo para las pesquisas es de 180 días.

“También se indagará las 3.300 obras abandonadas en el Perú, entre estos, 20 hospitales que pudieron ayudar mucho durante la etapa más crítica de la pandemia”, dijo Aguinaga.

El legislador indicó que ha conversado con el contralor Nelson Shack a fin de monitorear el estado de las obras públicas, sobre todo, en el sector salud. “Considero que el Minsa no puede solo, tiene que ser otra entidad a cargo de esta supervisión”, planteó.

Ante ello, Aguinaga expresó sus dudas por la política de salud del gobierno de Pedro Castillo dado que, a su juicio, “los cambios permanentes en la conformación del Gabinete no permiten contar con lineamientos continuos en el sector Salud”.

EXONERADO
A la fecha, el Ministerio Público no ha iniciado ninguna investigación por el manejo irregular de la pandemia que ha llevado a que el Perú tenga más de 200 mil muertes acumuladas por COVID-19. Una investigación penal puede darse cuenta de oficio o luego de dar trámite de una denuncia ciudadana.

Esta situación llamó la atención, incluso, del editor para Latinoamérica y España de The Economist, Michael Reid, quien, a fines del año pasado, pidió que se investigue la gestión de Vizcarra.

“Podría haber muchos factores detrás del mal desempeño del Perú frente a la pandemia sugerido por estos cuadros. Pero, sin duda uno seria la pésima gestión de Martín Vizcarra. Motivo para autocrítica de los muchos que todavía lo apoyan. Y para una investigación imparcial “, dijo Reid en su cuenta de Twitter.
(Diario Correo)

¿Y tú, que opinas?